Compartir en

receta
receta

La relación entre el jamón y la salud cardiovascular

El jamón de bellota puede ayudarte a reducir el colesterol

El jamón es uno de los platos estrella de nuestro país, por lo que renunciar a él es muy difícil. Si la ingesta es moderada y está dentro de una dieta adecuada como la mediterránea, comer jamón no debería ser un problema para nuestro organismo.

A la hora de escoger la variedad, el jamón de bellota es el más recomendado por los nutricionistas y, en cantidades moderadas, puede ayudarte a reducir el colesterol “malo” LDL. Como los cerdos con los que se elabora este jamón se alimentan de bellota, más de la mitad de sus grasas son insaturadas, predominando el ácido oleico que ayuda a regular los niveles de colesterol. Además, la carne de cerdo ibérico también aporta cierta cantidad de ácidos poliinsaturados, considerados grasas saludables.

Por eso, consumir jamón de bellota puede ser un auténtico placer siempre y cuando se consuma con moderación y esté dentro de una dieta equilibrada y vaya acompañado de ejercicio físico regular.