Compartir en

receta
receta

Todos cometemos excesos por Navidad

¿Sabías que, en enero, después de las fiestas, el colesterol puede aumentar hasta un 10%?

Parece inevitable que durante las Navidades cometamos algún que otro exceso. Comidas copiosas, marisco, jamón, dulces… y alguna copita (o dos) de más. Por eso, es precisamente en estas fechas cuando es más importante, si cabe, hacer un esfuerzo extra y seguir ciertos hábitos saludables para evitar tener el colesterol alto.

El inicio de año es un momento ideal para hacer cambios en nuestra vida. Es el comienzo de una etapa, 12 meses por delante para hacer aquello con lo que siempre hemos soñado. Viajar más, dejar de fumar o ir más al gimnasio son algunos de los clásicos. Pero, ¿qué ocurre si lo que queremos cambiar lo vemos como una meta inalcanzable? Como por ejemplo bajar el colesterol alto.

Cómo bajar fácilmente mi colesterol después de Navidad

El colesterol alto no es algo que podamos dejar de lado y es que, según la FEC, << está demostrado que las personas con niveles de colesterol en sangre superiores a 240 mg/dl tienen el doble de riesgo de sufrir enfermedades del corazón que aquellas con cifras inferiores a 200». A pesar de estos datos, también hay motivos para ser optimista puesto que en el 80% de los casos se pueden evitar enfermedades cardiovasculares adquiriendo hábitos de vida saludables.

Después de navidades es fundamental hacer un esfuerzo extra para regular nuestros niveles de colesterol. Con tal objetivo, es recomendable hacer ejercicio físico, seguir alimentación equilibrada y consumir alimentos ricos en esteroles vegetales como Danacol.

  • Reduce o elimina el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.
  • Introduce Danacol en tu dieta diaria.

Estas fiestas, no bajes la guardia

Muchas personas no le dan al colesterol alto la importancia que deberían, mientras que muchas otras, ni siquiera saben que lo tienen. Conviene realizarse analíticas de manera periódica y especialmente después de navidad, momento en el que el colesterol puede haber aumentado hasta un 10%.

Así pues, con el colesterol alto ¡poca broma!, especialmente en periodos vacacionales dónde somos más propensos a saltarnos el gimnasio y las dietas. La falta de ejercicio, junto con el aumento en la ingesta de alimentos grasos, azúcares o alcohol es el cóctel perfecto para disparar los niveles de colesterol hasta en un 10% adicional.