Compartir en

receta
receta

La leche y el colesterol

Las versiones desnatadas, más recomendables en personas con el colesterol elevado.

La leche es uno de los alimentos más nutritivos que existen pero también es rica en grasas saturadas. Y aunque estas grasas son necesarias para nuestro organismo, debemos medir la cantidad que tomamos, especialmente las personas con niveles altos de colesterol.

No debemos renunciar a la leche, pero es recomendable que las personas con colesterol alto moderen el consumo de mantequilla, quesos muy curados o cremosos, nata, leche entera y postres lácteos, y que preferiblemente consuman a diario las versiones desnatadas de los lácteos: leche, yogur y queso fresco.