Compartir en

receta
receta

La importancia de la dieta mediterránea

El aceite de oliva como producto estrella

La dieta mediterránea es conocida alrededor del mundo por ser equilibrada y por tener un ingrediente especial: el aceite de oliva.

El aceite de oliva contiene ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado que ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL (el colesterol “bueno”) y a incrementar los niveles de colesterol HDL (el colesterol “malo”). Además, contiene vitamina E, carotenos, esteroles vegetales, antioxidantes y compuestos fenólicos que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

Pero la dieta mediterránea no solo es beneficiosa por el uso de aceite de oliva, sino también por los ingredientes que contiene y las raciones que propone.

Recuerda que la dieta mediterránea incluye:

  • Consumo diario de: 3 piezas de fruta, 2 raciones de hidratos integrales (pasta, pan y arroz), 2 raciones de verduras y 2 lácteos.
  • Consumo semanal de: 2 o más raciones de pescado azul, carne blanca, legumbres y patatas.

 

Mantener una dieta equilibrada es indispensable para nuestros niveles de colesterol, y la dieta mediterránea es idónea para ello.