Compartir en

receta
receta

¿Hay mucho colesterol en la carne?

Depende del tipo de carne y del corte.

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: depende del tipo de carne y del corte.

Hay que tener en cuenta que un consumo equilibrado de carne no supone una alteración en los niveles de colesterol, por lo que puede formar parte de nuestra dieta.

Todos los alimentos de origen animal contienen grasas saturadas y colesterol en menor o mayor cantidad. Pero hay diferencias entre carnes y cortes. Debemos tener en mente dos palabras clave: priorizar y reducir.

Debemos priorizar aquellas carnes menos grasas, como la del pollo, el pavo o el conejo.  A la hora de escoger el corte, siempre es preferible comer cortes magros.

Por otro lado, es importante reducir el consumo de los preparados cárnicos, como los embutidos y las hamburguesas y también las carnes rojas.