Compartir en

receta
receta

Recomendaciones nutricionales

La Organización Mundial de la Salud ha determinado unas recomendaciones nutricionales acerca de la cantidad que se absorve de colesterol. Estas directrices son clave para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En varios estudios epidemiológicos se ha demostrado la relación existente entre la cantidad absorbida de colesterol y ácidos grasos procedentes de la alimentación y el riesgo de enfermedad cardiovascular 2,15.

Por ese motivo, en las recomendaciones actuales para el tratamiento de la hipercolesterolemia es relevante el tratamiento dietético. Se debe favorecer la reducción de la ingesta de ácidos grasos saturados (AGS) y de colesterol cuando las concentraciones de c-LDL sean mayores de 160 mg/dl (en la población general) o de 130 mg/dl (en personas que tengan más de dos factores de riesgo o como prevención secundaria). Después de 3 meses de tratamiento dietético, si persisten las concentraciones altas de c-LDL, es necesario añadir medicamentos hipocolesterolemiantes.

La Organización Mundial de la Salud sostiene las siguientes recomendaciones14: (Ver en tabla 1)

Alimentos protectores

Se han demostrado los efectos protectores frente a las enfermedades cardiovasculares y la diabetes 16-18 de los cereales integrales (sin refinar, es decir, que contienen toda la fibra, los minerales y las vitaminas). Además, algunos datos demuestran los efectos beneficiosos de la dieta rica en fruta y verdura 19-22, que proporciona vitamina C, carotenoides, polifenoles, vitamina B9, potasio, esteroles vegetales y fibras alimentarias, y frutos secos oleaginosos ricos en esteroles vegetales, ácido α–linolénico, vitamina E y minerales.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, podemos establecer una tabla-semáforo de alimentos para ayudar a los pacientes a hacer mejores elecciones y seguir una alimentación cardiosaludable (Ver tabla 2: dietas).

Tabla 1: Bases de las dietas hipocolesterolemiantes recomendadas por la Organización Mundial de la Salud

Factores dietéticos Objetivo

(% de la energía total, si no se indica lo contrario)

Grasa total

Ácidos grasos saturados (AGS)
Ácidos grasos poliinsaturados (AGPI)
Ácidos grasos poliinsaturados n-6 (AGPI)
Ácidos grasos poliinsaturados n-3 (AGPI)
Ácidos grasos trans Ácidos grasos monoinsaturados (AGMI)

15%-30%

<10%
6%-10%
5%-8%
1%-2%
<1%
Según la diferencia*

Colesterol

<300 mg/día

Carbohidratos totales

55%-75%**

Polisacáridos no amiláceos (PNA)

>25 g/día de fibra alimentaria total

*Calculado como: grasa total – (ácidos grasos saturados > ácidos grasos poliinsaturados > ácidos grasos trans)
**El porcentaje de energía total disponible después de tener en cuenta el consumo en forma de proteínas y grasas, de donde deriva la amplitud del intervalo.

TABLA 2:

Diariamente

A moderar

(2-3 veces semana)

Esporádicamente

Cereales y derivados

Diariamente

Pan, arroz, pasta, harina y cereales preferentemente integrales.

A moderar

(2-3 veces semana)

Cereales no integrales, galletas integrales, pasta al huevo, repostería casera.

Esporádicamente

Bollería en general, snacks y aperitivos salados(*2).

Verduras, hortalizas, patatas, legumbres y frutas

Diariamente

Todas. Verdura: al menos 2 platos/día.
Legumbres: al menos 3 veces/semana. Fruta: al menos 3 piezas/día.

A moderar

(2-3 veces semana)

-

Esporádicamente

Patatas chips industriales(*2), coco.

Lácteos y derivados

Diariamente

Leche desnatada, yogur desnatado, Danacol*.

A moderar

(2-3 veces semana)

Leche semidesnatada, yogur semidesnatado, queso fresco.

Esporádicamente

Leche entera, todos los demás quesos nata, cuajada, crema de leche, helados.

Huevos y derivados

Diariamente

Clara de huevo.

A moderar

(2-3 veces semana)

Huevo entero (hasta 3 a la semana).

Esporádicamente

Cremas y flanes de huevo.

Carnes, aves y derivados

Diariamente

Pollo, pavo, conejo (sin piel y sin grasa).

A moderar

(2-3 veces semana)

Vaca, buey, ternera, cerdo (parte magra), jamón(*2).

Esporádicamente

Pato y ganso, hamburguesas, salchichas, albóndigas, cordero, emutidos, panceta ahumada, vísceras, patés. Precocinados.

Pescado y marisco

Diariamente

Pescado blanco y especialmente azul (sardina, caballa, salmón, trucha, atún, boquerón, etc.).

A moderar

(2-3 veces semana)

Marisco de concha fresco(*2) como almeja, mejillón o berberecho. Atún en lata(*2).

Esporádicamente

Crustáceos (gambas, langostinos, cangrejo). Cefalópedos (pulpo, calamares).

Grasas y aceites(*1)

Diariamente

Aceite de oliva virgen extra preferentemente. Aceite de girasol y maíz.

A moderar

(2-3 veces semana)

Margarinas sin ácidos grasos trans.

Esporádicamente

Mantequilla, manteca de cerdo, tocino, sebo, aceites de palma y coco(*1).

Frutos secos(*1)

Diariamente

Almendras y avellanas crudas, nueces.

A moderar

(2-3 veces semana)

Cacahuetes sin sal.

Esporádicamente

Frutos secos fritos y/o salados(*1y2).

Dulces y derivados(*1)

Diariamente

Fruta desecada(*1y2): dátiles, pasas, etc.

A moderar

(2-3 veces semana)

Mermelada, miel, azúcar, sorbetes, fruta en almíbar, flan casero sin huevo, chocolate con más de 75% de cacao y sin grasas trans(*1).

Esporádicamente

Repostería y pastelería en general, chocolate con menos de 75% de cacao y grasas trans.

Bebidas

Diariamente

Agua mineral, agua con gas(*2), zumos naturales, infusiones, café, té(*2), una copa de vino(*1).

A moderar

(2-3 veces semana)

-

Esporádicamente

Refrescos azucarados, bebidas alcohólicas de alta graduación(*1).

Salsas, aliños y especias

Diariamente

Salsa de tomate o sofrito casero, mostaza, vinagreta. Todas las especias.

A moderar

(2-3 veces semana)

Mayonesa o alioli sin huevo, bechamel elaborada con leche desnatada(*1y2).

Esporádicamente

Salsas que contengan mantequilla, margarina, leche entera y/o grasas de origen animal.

Utilizar el agua, el vapor o el propio jugo de los alimentos es cocinar de forma cardiosaludable

Mejor no añadir grasas para cocinar los alimentos

Aliñar los alimentos una vez cocinados con aceite de oliva virgen extra

Consulta las fuentes de información:

2. Anderson KM, Castelli WP, Levy D. Cholesterol and mortality. 30 years of follow-up from the Framingham study. JAMA 1987; 257:2176-80.

14. Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). Final Report National Cholesterol Education Program National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health, NIH Publication No. 02-5215. 2006. (GENERIC).

15. Keys A. Coronary heart disease in seven countries. 1970. Nutrition 1997; 13:250-2.

19. Ness AR, Powles JW. Fruit and vegetables, and cardiovascular disease: a review. Int J Epidemiol 1997; 26:1-13.

22. Jenkins DJ, Kendall CW, Faulkner DA, Nguyen T, Kemp T, Marchie A, et al. Assessment of the longer-term effects of a dietary portfolio of cholesterol-lowering foods in hypercholesterolemia. Am J Clin Nutr 2006; 83:582-91.

Compartir en

receta
receta

C-LCL como factor de riesgo cardiovascular

Muchos estudios han determinado que la hipercolesterolemia puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿sabes por qué? Te contamos como la hipercolesterolemia puede aumentar el riesgo cardiovascular.

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de mortalidad y es la responsable de aproximadamente un tercio de las muertes en todo el mundo: 17 millones de muertes cada año.  La mortalidad cardiovascular se debe principalmente a la cardiopatía isquémica (43%) e Ictus (33% de las muertes)1.

El riesgo de enfermedad cardiovascular en cada sujeto está determinado por el grado y extensión de los distintos factores de riesgo de esta enfermedad multifactorial. Estos factores de riesgo incluyen factores no modificables como la edad, el sexo, los antecedentes familiares, la dislipemia, la diabetes o la hipertensión, y factores modificables como el tabaquismo, la obesidad y el estilo de vida sedentario.

La hipercolesterolemia se ha identificado como un factor de riesgo cardiovascular importante, basado en numerosos estudios epidemiológicos2-4. De hecho, el colesterol elevado es el responsable del 60% de las enfermedades del corazón, según el informe EuroHeart II de 2012 5.

Durante las últimas décadas se han llevado a cabo varios estudios, incluido el estudio de Framingham6, el estudio MRFIT 7 (Multiple Risk Factor Intervention Trial, estudio de intervención en múltiples factores de riesgo) y el estudio prospectivo de París (Parisian Prospective), para demostrar el papel del c-LDL en la patogenia de la ateroesclerosis. Se ha llegado a considerar que el c-LDL es el parámetro más importante en el estudio de la hipercolesterolemia, aunque el c-HDL también aporta información predictiva8.

Existen evidencias científicas obtenidas a partir de estudios de morbimortalidad asociada al tratamiento tanto alimentario como farmacológico, que muestran que una reducción del c-LDL elevado influye en la disminución del riesgo cardiovascular 2,3, 9,10.

El riesgo de enfermedad cardiovascular sigue siendo alto, a pesar de que se saben muchas cosas sobre los factores contribuyentes y la existencia de directrices de tratamiento claras para la prevención de la aterogénesis.

Consulta las fuentes de información:

1. Rudnichi A, Safar M, ASMAR r, Guize L, Benetos A. Prevalence of cardiovascular risk factors in a French population. J Hypertens Suppl 1998; 16:S85-S90.

2. Anderson KM, Castelli WP, Levy D. Cholesterol and mortality. 30 years of follow-up from the Framingham study. JAMA 1987; 257:2176-80.

3. Stamler J, Wentworth D, Neaton JD. Is relationship between serum colesterol and risk of premature death from coronary heart disease continuous and graded? Findings in 356,222 primary screenees of the Multiple Risk Factor Intervention Trial (MRFIT). JAMA 1986; 256:2823-8.

4. Ducimetiere P, Richard J, Claude JR, Warnet JM. Les cardiopathies ischémiques. Incidence et facteurs de risqué. L’étude prospective parisienne. Editions INSERM Paris. 2006. (GENERIC).

5. Euopean Society of Cardiology, European Heart Network and the British Heart Foundation Health Prmotion Reseach Group: European Cardiovascular desease statistics 2012. European Heart Network (EHN).

6. Splansky GL, Corey D, Yang Q, Arwood LD, Cupples LA, Benjamin EJ, et al. The third generation cohort of the National Heart, Lung, and Blood Institute’s Framingham Heart Study: Design, Recruitment, and Initial Examination.Am J Epidemiol, 165 (2007), pp. 1328-35

7. Stamler J, Wentworth D, Neaton JD, for the MRFIT Research Group..Is relationship between serum cholesterol and risk of premature death from coronary heart disease continuous and graded? Findings in 356222 primary screenees of the Multiple Risk Factor Intervention Trial (MRFIT).. JAMA, 256 (1986), pp. 2823-8

8. NCEP National Cholesterol Education Program, National heart, lung and blood Institute. NIH Publication No 02-5215. 2016. (GENERIC).

9. Spilburg CA, Golberg AC, McGill JB, Stenson WF, Racette SB, Bateman J, et al. Fat-free foods supplements with soy stanol-lecithinpowder reduce cholesterol absorption and LDL cholesterol. J Am Diet Assoc 2003; 103:577-81.

10. The Seventh Report of the Joint National Committee on prevention, detection, evaluation and treatment of high blood pressure. NIH Publication No 03-5233. 2006.

 

Compartir en

receta
receta

Guías médicas sobre el manejo de la dislipemia

Distintas sociedades médicas han estado trabajando en confeccionar unas guías para optimizar el manejo la dislipemia. Estos recursos son de gran ayuda para profundizar en esta enfermedad.

Guías

  • Guía European Society of Caridology /European Atherosclerosis Society 2016 sobre el tratamiento de las dislipemias (2016)

https://www.revespcardiol.org/es-pdf-S0300893217300027

  • Guía Sociedad Española de Cardiología: Magnitud y manejo de la hipercolesterolemia en la población adulta de España,2008-2010 (estudio ENRICA) (2010)

https://www.revespcardiol.org/es-pdf-S030089321200139X

  • Guía International Atherosclerosis Society 2014 sobre el manejo de la dislipemia (2014)

https://www.atherosclerosis-journal.com/action/showPdf?pii=S0021-9150%2813%2900681-3

Consulta las fuentes de información:

11.  Lobos, José Mª, Royo-Bordonada, Miguel A., Brotons, Carlos, Álvarez-Sala, Luís, Armario, Pedro, Maiques, Antonio, Mauricio, Dídac, Sans, Susana, Villar, Fernando, Lizcano, Angel, Gil-Núñez, Antonio, Álvaro, Fernando de, Conthe, Pedro, Luengo, Emilio, Río, Alfonso del, Cortés-Rico, Olga, Santiago, Ana de, Vargas, Miguel A., Martínez, Mercedes, & Lizarbe, Vicenta. (2008). Guía europea de prevención cardiovascular en la práctica clínica: Adaptación española del CEIPC 2008. Revista Española de Salud Pública, 82(6), 581-616.

12. Graham I, Atar D, Borch-Johnsen K, Boysen G, Burell G, Cifkova R, et al et al. European guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice: fourth joint Task Force of the European Society of Cardiology and Other Societies on Cardiovascular Disease Prevention in Clinical Prevention in Clinical Practice (constituted by representatives of nine societies and by invited experts). Eur J Cardiovasc Prev Rehabil 2007; 28: 2375–2414.

Compartir en

receta
receta

ECV: concentraciones lípidicas recomendadas

La prevención de la enfermedad cardiovascular se plantea a dos niveles: prevención primaria, mediante estrategias poblacional e individual, y prevención secundaria. La estrategia poblacional es crucial para reducir la incidencia global de la ECV, ya que tiene por objeto reducir los factores de riesgo mediante modificaciones medioambientales y del entorno que induzcan modificaciones de los hábitos de vida.

Nivel óptimo de salud cardiovascular

El Consejo de la UE sobre empleo, política social, salud y consumo y la conferencia de la UE sobre Salud Cardiovascular, dieron lugar a la Declaración de Luxemburgo de 29 de junio de 2005, que definió las características que son necesarias para alcanzar un nivel óptimo de salud cardiovascular:

• Evitar el consumo de tabaco.

• Actividad física adecuada (al menos 30 minutos al día).

• Dieta saludable.

• Ausencia de sobrepeso.

• Presión arterial por debajo de 140/90 mmHg.

Colesterol total por debajo de 200 mg/dL (~ 5,2 mmol/L).

Concentraciones lípidicas recomendadas

Es difícil establecer el umbral de lípidos a partir del cual debe iniciarse una intervención. En general, el colesterol total debe ser ≤ 200 mg/L (5,2 mmol/l) y el cLDL ≤ 130 mg/dl (3,4 mmol/L). No existen objetivos tan definidos para el cHDL o los triglicéridos, pero una concentración de HDL < 40 mg/dl (< 1 mmol/l) en hombres o < 45 mg/dl (< 1,2 mmol/L) en mujeres y unos triglicéridos > 150 mg/dl (> 1,7 mmol/L) indican un RCV aumentado. 11,12

En pacientes con RCV muy alto, especialmente aquellos con manifestaciones clínicas de ECV arteriosclerótica o diabetes, los objetivos de tratamiento se fijan en: colesterol total < 175 mg/dl (4,5 mmol/L) y LDL < 100 mg/dl (2,5 mmol/L) y, si fuera factible, un colesterol total < 155 mg/dl (< 4 mmol/L) y un LDL < 80 mg/dl (< 2 mmol/L). 11,12

Por lo tanto, en general podríamos establecer las siguientes recomendaciones en cuanto a concentraciones lipídicas:

Concentraciones lipídicas recomendadas actualmente

Guías europeas(6) Guías de EE.UU.(7)
Colesterol total <200 mg/dl (<5,2 mmol/l) <200 mg/dl (<5,2 mmol/l)
c-LDL <130 mg/dl (<3,4 mmol/l) <130 mg/dl (<3,4 mmol/l)
c-HDL ≥40 mg/dl (≥1 mmol/l) Hombres
≥46 mg/dl (≥1,2 mmol/l) Mujeres
≥40 mg/dl (≥1 mmol/l) o más
Triglicéridos (en ayunas) <150 mg/dl (<1,7 mmol/l) <150 mg/dl (<1,7 mmol/l)

Consulta las fuentes de información:

11.  Lobos, José Mª, Royo-Bordonada, Miguel A., Brotons, Carlos, Álvarez-Sala, Luís, Armario, Pedro, Maiques, Antonio, Mauricio, Dídac, Sans, Susana, Villar, Fernando, Lizcano, Angel, Gil-Núñez, Antonio, Álvaro, Fernando de, Conthe, Pedro, Luengo, Emilio, Río, Alfonso del, Cortés-Rico, Olga, Santiago, Ana de, Vargas, Miguel A., Martínez, Mercedes, & Lizarbe, Vicenta. (2008). Guía europea de prevención cardiovascular en la práctica clínica: Adaptación española del CEIPC 2008. Revista Española de Salud Pública, 82(6), 581-616.

12. Graham I, Atar D, Borch-Johnsen K, Boysen G, Burell G, Cifkova R, et al et al. European guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice: fourth joint Task Force of the European Society of Cardiology and Other Societies on Cardiovascular Disease Prevention in Clinical Prevention in Clinical Practice (constituted by representatives of nine societies and by invited experts). Eur J Cardiovasc Prev Rehabil 2007; 28: 2375–2414.

Compartir en

receta
receta

Artículos científicos riesgo cardiovascular

Distintas sociedades médicas han estado trabajando en confeccionar unas guías para manejar la dislipemia. Estos recursos científicos son de gran ayuda para profundizar en esta enfermedad.

Artículos científicos

1. Factores de riesgo cardiovascular. Perspectivas derivadas del Framingham Heart Study

  • Año publicación: 2008
  • Publicado en: Rev Esp Cardiol. 2008;61:299-310 – Vol. 61 Núm.03 DOI: 10.1157/13116658
  • Link: https://www.revespcardiol.org/es-pdf-S0300893217300027
  • Conclusiones: Teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de mortalidad en los países industrializados, serán necesarios nuevos esfuerzos para reducir la carga que estas enfermedades suponen. En este contexto, las modificaciones del estilo de vida basadas en la evitación del tabaquismo, la realización de actividad física regular y la mejora del control de la hipertensión podrían ser la intervención más efectiva en un ámbito poblacional. En España, se ha estimado que la supresión del tabaquismo y el fomento de la actividad física podrían reducir el número de muertes por enfermedad coronaria en un 20 y un 18%, respectivamente115; el control de la hipertensión podría reducir el número de muertes por enfermedad cerebrovascular en un 20-25%115.
  • Tópico: Riesgo cardiovascular

 

2. The National Cholesterol EducationProgram–Adult Treatment Panel III,International Diabetes Federation, and World Health Organization Definitions of the Metabolic Syndrome as Predictors of Incident Cardiovascular Disease and Diabetes

  • Año publicación: 2007
  • Publicado en:Diabetes Care 30:8–13, 2007
  • Link: https://care.diabetesjournals.org/content/30/1/8.long
  • Conclusiones: El síndrome metabólico está asociado con un elevado RCV, sobre todo en hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 55 años. El síndrome metabólico predice diabetes, además de solo intolerancia a la glucosa.
  • Tópico: Síndrome metabólico, diabetes y RCV

 

3. Is relationship between serum cholesterol and risk of premature death from coronary heart disease continuous and graded? Findings in 356,222 primary screenees of the Multiple Risk Factor Intervention Trial (MRFIT)

  • Año publicación: 1986
  • Publicado en: JAMA. 1986 Nov 28;256(20):2823-8
  • Link: https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/363231
  • Conclusiones: El ensayo de intervención en humanos con factores de riesgo múltiples («Multiple Risk Factor Intervention Trial» o MRFIT) es el mayor estudio con mediciones estandarizadas de colesterol sérico y seguimiento de la mortalidad a largo plazo. El resultado mostró una relación continua, gradual y robusta entre el colesterol sérico y la tasa de mortalidad por ECV en función de la edad en periodos de seis años para los no fumadores no hipertensos, los fumadores no hipertensos, los no fumadores hipertensos y los fumadores hipertensos. Estos datos, de gran precisión, nos muestran que la relación entre el colesterol sérico y la ECV no presenta un umbral según el cual el mayor riesgo queda reservado a los dos quintiles superiores, sino una gradación continuada que tiene un gran efecto sobre el riesgo de la inmensa mayoría de estadounidenses de mediana edad.
  • Tópico: Hipercolesterolemia y ECV

Estudios

1. Prevalence of cardiovascular risk factors in a French population

  • Año publicación: 1998
  • Publicado en: J Hypertens Suppl. 1998 Jan;16(1):S85-90
  • Link: https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/363231
  • Conclusiones: El presente estudio muestra claramente que, antes de los 55 años, la prevalencia de factores de riesgo es mayor en hombres que en mujeres, mientras que el perfil de riesgo aumenta rápidamente en mujeres posmenopáusicas. Estas alcanzan el nivel de los hombres tras los 65 años. La presencia de múltiples factores de riesgo es mucho mayor en individuos hipertensos que en los normotensos. También hemos observado que más de dos tercios de las personas hipertensas en tratamiento presentaban niveles de presión sistólica/diastólica de >140/90 mmHg. Estas observaciones pueden contribuir al debate sobre la evaluación de riesgo global y a las estrategias terapéuticas para la prevención de enfermedades CV.
  • Tópico: Riesgo cardiovascular

 

2. Cholesterol and mortality. 30 years of follow-up from the Framingham study

  • Año publicación: 1987
  • Publicado en: JAMA 1987 Apr 24;257(16):2176-80
  • Link: https://www.framinghamheartstudy.org/about-fhs/about-spanish.php
  • Conclusiones: De 1951 a 1955, se midieron los niveles séricos de colesterol de 1959 hombres y 2415 mujeres de edades comprendidas entre los 31 y los 65 años que no presentaban cardiopatías ni cáncer. En edades por debajo de los 50 años, los niveles de colesterol están directamente relacionados con la mortalidad total y por cardiopatía coronaria de las personas con 30 años. La mortalidad total aumenta un 5 % y la mortalidad por cardiopatía coronaria aumenta un 9 % por cada 10 mg/dL. Después de los 50 años, no se da un aumento en la mortalidad total ni por niveles séricos altos ni bajos de colesterol.
  • Tópico: Hipercolesterolemia y ECV

Atlas ECV

1. The Atlas of Heart Disease and Stroke