Què vol dir colesterol HDL i LDL?

Normalmente asociamos el colesterol como algo malo, pero ¿sabías que también existe colesterol bueno? Te explicamos cada uno de ellos.

El colesteroles una sustancia grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo y que es necesaria para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. El hígado es el órgano encargado de producir colesterol, sin embargo, otra forma de producir colesterol es a través de los alimentos que consumimos.

Por lo general, la palabra “colesterol” está asociada a una mala salud. Esto se debe a que, efectivamente, un nivel alto de colesterol puede influir en nuestra salud y puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por ello, debemos mantener una vida cardiosaludable, basada en buenos hábitos alimenticios y una constante actividad física, tal y como hablamos en el artículo de “Qué es el colesterol”.

Sin embargo, aunque un exceso de colesterol puede ser malo para nuestro organismo, debemos saber que existen dos tipos de colesterol, uno de ellos es el que conocemos como “colesterol malo” y otro, sin embargo, es el que conocemos como “bueno”. Pero, ¿sabemos en qué consiste cada uno de ellos? ¡Te lo contamos!

Tipos de colesterol

El colesterol es insoluble en los medios acuosos, por lo que se transporta en las lipoproteínas, constituidas por una parte lipídica o acuosa y otra proteica”, según la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (1*). Por tanto, debemos saber que existen dos tipos de lipoproteínas encargadas de transportar el colesterol en sangre: HDL y LDL.

¿Qué quiere decir colesterol HDL?

El colesterol HDL es transportado por las lipoproteínas de alta densidad. Estas se encargan de “recoger el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción exterior a través de la bilis”, tal y como explica la Fundación del Corazón (2*). En resumen, este colesterol se une con la partícula HDL para transportar el colesterol de nuevo al hígado para acabar con él, por tanto es el que conocemos como “colesterol bueno”.

Es importante saber que, un nivel bajo de este tipo de colesterol HDL también puede ser peligroso para nuestra salud, ya que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares (1*).

¿Qué quiere decir colesterol LDL?

El colesterol LDLes transportado por las lipoproteínas de baja densidad o LDL. Pero, ¿cuál es el funcionamiento de estas lipoproteínas? “Se encargan de transportar el colesterol a los tejidos para su utilización, incluyendo las arterias”, explica la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (1*). Se trata del colesterol que conoceríamos como “malo”, esto se debe a que “el colesterol al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma”, tal y como recoge la Fundación Española del Corazón (2*).

¡Ojo! Debemos saber que la mayoría del colesterol que hay en nuestro cuerpo es LDL y que, un nivel por encima de lo recomendado de este tipo de colesterol, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares(1*).

Niveles de colesterol

Ya conocemos cuáles son los tipos de colesterol LDL y HDL, ahora, solo nos queda saber cuáles son los niveles recomendados saludables y los efectos de cada uno de ellos. Toma nota y háblalo con tu doctor, ya que será este profesional el que sepa tratar tu caso.

Para conocer en qué nivel se encuentra el colesterol en tu sangre, debes hacerte una prueba especial que te de estos resultados, a través de un análisis de sangre recomendado por tu médico.

Niveles de colesterol HDL

Según recomienda la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (1*):

  • Un nivel normal de colesterol HDL es recomendable que sea superior a 35 mg/dl en un hombre, y 40 mg/dl en el caso de una mujer. Si es menor a estas cantidades, puede aumentar el factor de riesgo cardiovascular.
  • Es recomendable un nivel superior a 60 mg/dl para una mayor protección contra el posible riesgo de enfermedad cardiovascular.

Niveles de colesterol LDL

Aunque la Fundación Española del Corazón (2*) hace una recomendación de estos niveles, lo más aconsejable es que lo trates con tu médico, ya que los niveles de LDL pueden variar según las personas. Para una persona sin factores de riesgo:

  • Hablaríamos de un nivel de colesterol LDL normal cuando es inferior a 130 mg/dl.
  • Estaríamos en el límite ‘normal-alto’ cuando nuestro colesterol LDL se encuentre entre los 130 y 160 mg/dl.
  • Y, finalmente, hablaríamos de un nivel alto cuando se encuentre por encima de los 160 mg/dl.

No obstante, tal y como aconseja esta Fundación (2*), “Esta recomendación no significa que la cifra normal de LDL deba rondar los 100 mg/dl. En algunos casos, el nivel deseable de LDL puede ser incluso menor de 70 mg/dl, por lo tanto consúltalo con tu médico. ”.