Què són els triglicèrids?

Todos hemos escuchado hablar de los triglicéridos, pero ¿sabes qué son? ¡Te lo explicamos!

Los triglicéridos están asociados al colesterol, pero muchas veces realmente no sabemos en qué consisten exactamente.Además, aunque el colesterol y los triglicéridos pertenecen al grupo de los lípidos es importante entender que son diferentes por su estructura y sus funciones en el organismo.

Tal y como explica la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar (1*), los triglicéridos “son grasas que se encuentran en determinados alimentos y también se producen en el hígado”, circulando en nuestra sangre a través de las lipoproteínas (2*) que se producen en nuestro intestino y en el hígado. Son utilizados como fuente de energía para las necesidades metabólicas de los músculos y el cerebro y se quedan en el tejido adiposo. En cambio, las funciones del colesterol son diferentes. El colesterol se encuentra en las membranas celulares y, entre otras cosas, es un elemento esencial para la fabricación de las hormonas o de la vitamina D (1*).

A continuación, te explicamos cuáles son los niveles de los triglicéridos y las causas de unos niveles elevados.

¿Cuál es el nivel adecuado de los triglicéridos?

Antes de nada, debemos saber que los niveles normales de los triglicéridos pueden variar dependiendo de diferentes factores, como por ejemplo la edad y el sexo de la persona. Por ello, nuestra recomendación es que, para conocer el nivel recomendado para tu caso particular, acudas a tu médico para que te guíe.

No obstante, existen unas medidas aproximadas que determinan cuál es el nivel recomendado de los triglicéridos (1*)(3*):

  • Nivel normal: por debajo de los 150 mg/dL
  • Nivel Limítrofe alto: entre los 150 y 199 mg/dL
  • Nivel Alto: entre 200 y 499 mg/dL
  • Nivel Muy alto: por encima de 500 mg/dL

Es muy importante que llevemos un control constante de nuestro nivel de triglicéridos, ya que tener un nivel alterado de triglicéridos es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Para llevar a cabo este control de nuestros triglicéridos, simplemente debes acudir a un especialista para realizarte un análisis de sangre y comentarte cuál es tu nivel de triglicéridos y cómo tratar tu caso.

¿Cuáles son las causas de los triglicéridos altos?

Tener niveles de triglicéridos altos puede ser perjudicial y puede conllevar riesgos para nuestra salud. Por lo tanto, es importante equilibrar su nivel y procurar llevar una vida más saludable. Sin embargo, existen diferentes causas por las que los triglicéridos altos surgen en nuestro organismo que no conocemos. A continuación te detallamos cuáles son las causas de los triglicéridos altos.

Un nivel alto de triglicéridos en nuestro organismo es algo habitual entre las personas, ya que el hecho de que esta sustancia aumente en nuestro cuerpo es más fácil de lo que parece y, aunque es cierto que algunas causas son inevitables (1*), hay otras que están en nuestra mano controlar. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Presta atención!

Causas de los triglicéridos altos que sí puedes cambiar

Aunque existen causas genéticas que no podemos cambiar para evitar un nivel alto de triglicéridos, hay causas que sí está en nuestra mano cambiar(4*):

  • Sobrepeso: un exceso de peso aumenta tanto el colesterol, como los triglicéridos.
  • Dieta: llevar a cabo una mala dieta afecta directamente a nuestro nivel de colesterol y triglicéridos. En concreto, la Fundación Española del Corazón aconseja evitar tres nutrientes:
    • La grasa saturada que se encuentra por ejemplo en los alimentos de origen animal y en algunos aceites vegetales. Estos alimentos deben sustituirse por otros ricos en ácidos grasos monoinsaturados, como por ejemplo el aceite de oliva, y en ácidos grasos omega-3, como los pescados azules y las nueces.
    • Los azucares simples (por ejemplo, el azúcar, la miel o las bebidas azucaradas).
    • Los ácidos grasos hidrogenados que se encuentran a menudo en los aperitivos, alimentos congelados precocinados etc.

Por su parte, no solo te recomendamos evitar estos tres nutrientes mencionados, sino que te aconsejamos que lleves una dieta equilibrada.

  • Sedentarismo: si día a día te planteas realizar ciertas actividades físicas, reducirás considerablemente la posibilidad de aumentar tu nivel de triglicéridos. Para ello, simplemente debes hacerte un plan semanal de actividades físicas, como por ejemplo, salir a caminar, hacer ejercicios de cardio, montar en bici al aire libre…

Ahora ya sabes cuáles son las posibles causas de un nivel elevado de triglicéridos, sin embargo, nuestra recomendación es que, ante cualquier duda, acudas a tu médico de cabecera y le solicites un análisis de sangre para saber cuál es tu nivel de triglicéridos. Sea cual sea tu caso, te podrá recetar un tratamiento exclusivo para tu patología y verás cómo no es tan difícil de controlar.